Permanecer en Cristo

inTerioriza

Después de preparar el terreno del corazón mediante la amistad y el servicio, y luego de crear un interés plantando la semilla de la Palabra de Dios, la siguiente fase en el proceso de hacer discípulos es cultivar el creciente interés espiritual. Esta es la parte más extensa y más laboriosa del proceso de hacer discípulos, y se realiza mejor mediante continuos estudios bíblicos personales.

En Juan 15, la palabra que se repite a menudo es «permanecer», tomando como referencia la Reina Valera 1995. Recurriendo nuevamente al tema de la agricultura, Jesús compara el crecimiento espiritual con el crecimiento biológico de las plantas, señalando a la vid. El concepto de la conexión entre la rama y la vid está íntimamente relacionado con la Palabra. Se presentan dos casos en el texto: 1) el versículo 6 presenta el caso de los que «no permanecen» en Cristo; el versículo 7, el de los que sí «permanecen» en Cristo. Permanecemos en Cristo en la medida en que su Palabra permanece en nosotros. Es mediante el poder de la Palabra que el crecimiento deseado ocurre. Además de que la Palabra de Dios es la semilla que produce o estimula la espiritualidad; es también el medio que ayuda a su cultivo.

Se requieren estudios bíblicos no solo como requisito para el bautismo, sino para seguir alimentando espiritualmente al nuevo creyente. En lugar de recibir estudios bíblicos personales, es a más importante impartir estudios bíblicos de manera continua, o al menos traer amigos y visitas a los grupos peques para el estudio de la Bibllia o llevarlos a reuniones evangelizadoras. Como dice Elena G. de White:

«Enseñan los predicadores a los miembros de la iglesia que a fin de crecer en espiritualidad, tienen que llevar la carga que el Señor les ha impuesto de conducir almas a la verdad» (Servicio cristiano, cap. 7, p. 76).

«Cuanto más trate de impartir luz, más luz recibirá. Cuanto más procure uno explicar la Palabra de Dios a otros, con amor por las almas, más clara se le presentará»(ibíd.,cap. 9, p. 106).

La mejor manera de guiar a alguien que ha mostrado interés en la verdad espiritual es invitarlo a recibir estudios bíblicos regulares cada semana. Estos estudios bíblicos no son sermones, sino más bien oportunidades para hacer preguntas, como las lecturas bíblicas de Haskell.

Como el etíope mencionado en Hechos 8: 26-40 (ver la lección 5), muchas personas buscan ayuda para comprender la Biblia. Como discípulos de Cristo, tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que su hambre espiritual sea saciada con la Palabra de Dios.

Escríbelo aquí

Regresa al texto que has copiado o parafraseado. Analízalo directamente y reflexiona sobre su contenido con el máximo detenimiento.

  • Encierra en un círculo las palabras, frases e ideas que se repiten.

  • Subraya las palabras y frases que consideras más relevantes y que te resultan más significativas.

  • Utiliza flechas para conectar algunas palabras y frases que se relacionan con otros conceptos similares.

¿A qué parece apuntar lo que marcaste?

Del pasaje clave, selecciona un versículo para memorizarlo.

Escríbelo varias veces con el fin de que te sea más fácil recordarlo.

¿Por qué el estudio de la Biblia fortalece tanto la espiritualidad del instructor como la del alumno?

Content © 2020 General Conference of Seventh-day Adventists®. All rights reserved. No part of the Adult Sabbath School Bible Study Guide may be edited, altered, modified, adapted, translated, re-produced, or published by any person or entity without prior written authorization from the General Conference of Seventh-day Adventists®. The division offices of the General Conference of Seventh-day Adventists® are authorized to arrange for translation of the Adult Sabbath School Bible Study Guide, under specific guidelines. Copyright of such translations and their publication shall remain with the General Conference.

15/08/2020

El proceso del discipulado: el cultivo

16/08/2020

Permanecer en Cristo

17/08/2020

Un vibrante ministerio enfocado en el estudio de la Biblia

18/08/2020

inVestiga

19/08/2020

El arte de preguntar

20/08/2020

Evangelismo bíblico

21/08/2020

inQuiere