Causalidad y correlación

inTerioriza

Daniel y sus tres amigos fueron llevados cautivos por los babilonios, pero el suyo no era un cautiverio común, tras las rejas, como se podría pensar con una mentalidad moderna. Ellos fueron llevados a la Universidad de Babilonia, para ser educados de tal manera que un día pudieran ocupar los cargos más elevados en la corte del rey Nabucodonosor.

Imagínate su primer día, cuando los llevaron al «restaurante Babilonia». Delante de ellos tenían la cocina gourmet más refinada, y la posibilidad de las mejores experiencias gastrónomas de la época. Habían cocinado los mismísimos chefs del rey. «Pero Daniel se propuso no contaminarse con la comida y el vino del rey, y pidió al jefe del servicio de palacio que no le obligara a contaminarse con tales alimentos» (Dan. 1: 8).

No es exagerar decir que si aquellos jóvenes hebreos hubieran comido las exquisitas delicias del rey, no habría libro de Daniel.

Pasado el tiempo fijado, los cuatro jóvenes hebreos fueron encontrados físicamente superiores a los demás estudiantes como resultado de sus hábitos de temperancia. Sin embargo, el capítulo apunta a otro principio que está conectado con la temperancia y que va más allá de la dimensión física:

«Daniel entendía además el significado de toda clase de visiones y sueños» (Dan. 1: 17).

El capítulo 1 de Daniel presenta la correlación entre la excepcional postura temperante de Daniel y su profunda comprensión espiritual. Es más, el capítulo presenta una causalidad entre la temperancia de Daniel y sus amigos. y su excelencia académica, cuando el rey los encontró diez veces más sabios que los demás. De hecho, el énfasis del capítulo en cuanto a la temperancia es su conexión con la comprensión espiritual:

«A estos cuatro jóvenes, Dios les dio inteligencia y entendimiento para comprender toda clase de libros y toda ciencia. Daniel entendía además el significado de toda clase de visiones y sueños» {Dan. 1: 17).

En otras palabras: la temperancia tiene beneficios naturales, físicos, intelectuales y espirituales. Y la temperancia para la gloria de Dios tiene, además, beneficios sobrenaturales.

El libro de Daniel es un libro profético. El capítulo 1 comienza con una prueba de temperancia y termina con un discernimiento espiritual sin precedentes. La lección es obvia: para poder comprender las profecías de Daniel, debemos practicar la temperancia de Daniel.

Escribelo aquí

Regresa al texto que has copiado o parafraseado. Analízalo directamente y reflexiona sobre su contenido con el máximo detenimiento.

  • Encierra en un círculo las palabras, frases e ideas que se repiten.
  • Subraya las palabras y frases que consideras más relevantes y que te resultan más significativas.
  • Utiliza flechas para conectar algunas palabras y frases que se relacionan con otros conceptos similares.
  • ¿A qué parece apuntar lo que marcaste?

Del pasaje clave, selecciona un versículo para memorizarlo.
Escríbelo varias veces con el fin de que te sea más fácil recordarlo.

¿En qué aspecto de tu vida necesitas ser más temperante?

¿En qué otras cosas puedes ver que existe una correlación entre lo físico y lo espiritual?

Content © 2020 General Conference of Seventh-day Adventists®. All rights reserved. No part of the Adult Sabbath School Bible Study Guide may be edited, altered, modified, adapted, translated, re-produced, or published by any person or entity without prior written authorization from the General Conference of Seventh-day Adventists®. The division offices of the General Conference of Seventh-day Adventists® are authorized to arrange for translation of the Adult Sabbath School Bible Study Guide, under specific guidelines. Copyright of such translations and their publication shall remain with the General Conference.

28/12/2019

La base para comprenderlo

29/12/2019

Causalidad y correlación

30/12/2019

Una mirada más profunda al capítulo 1

31/12/2019

inVestiga

01/01/2020

Una respuesta relacional

02/01/2020

Un solo propósito: poder honrar a Dios

03/01/2020

inQuiere