El, legado del liderazgo

Puedes firmarlo

inTro

E1 capítulo 9 concluye con una oración que motivaba al pueblo a recordar. Al igual que la conclusión de la oración del capítulo 1, esta última también concluye con un espíritu de entrega. El versículo 36 dice: «Míranos hoy, convertidos en esclavos precisamente en el país que diste a nuestros antepasados». El pueblo entra en un pacto, o un contrato, con Dios.

Los capítulos 10 al l3 técnicamente no encajan en la estructura de un quiasmo, sino que se parecen más a los apéndices del capítulo 9. Por otro lado, el capítulo 10 contiene una lista de los que estaban firmando aquel contrato. Esos nombres incluían a Nehemías el gobernador, a los sacerdotes, a los levitas y a los líderes de la comunidad.

El capítulo 10 describe cuatro puntos que la gente incluyó en el juramento que aparece a partir de los versículos 28-39, así como las maldiciones que sobrevendrán en caso de que se violaran dichos juramentos. El primer aspecto incluía el matrimonio, ya que prometieron no casarse con gentiles (ver Neh. 10: 30). El segundo incluía la observancia del sábado (vers. 31). El tercero hablaba de la devolución del diezmo (vers. 35-37). Por otro lado, el cuarto hablaba del cuidado de la casa de Dios (vers. 38-39).

En un periodo de aproximadamente doce años, Nehemías regresa a Judá y encuentra que se habían violado todos los juramentos de aquel pacto, en el orden opuesto al que fueron realizados. (Si te fijas verás que estamos ante otro quiasmo).

¿Qué debería hacer un líder en ese caso?

  • Copia de tu versión preferida de la Biblia Nehemías 13: 6-25.
  • Para abreviar puedes copiar únicamente los versículos 14, 22, 29, 31.
  • O si lo prefieres, puedes parafrasear el pasaje bíblico utilizando tus propias palabras, o resumirlo o hacer un bosquejo del capítulo 13.

21/12/2019

El, legado del liderazgo

22/12/2019

El templo y los diezmos

23/12/2019

El sábado y el matrimonio

24/12/2019

inVestiga

25/12/2019

El legado del líder

26/12/2019

Este sí es el modelo

27/12/2019

inquiere