Organizados para la acción

inTro

Un ladrillo tras otro

¡Cuidado! Este capítulo puede ser clasificado como uno de esos capítulos «poco interesantes» de la Biblia. Al igual que una pared se construye colocando un ladrillo tras otro, el capítulo 3 de Nehemías enumera en un versículo tras otro a las personas que participaron en la tarea de reconstrucción de Jerusalén y de la muralla. No obstante, hay varios principios de liderazgo bíblico que pueden obtenerse de un pasaje a primera vista bastante aburrido para nosotros hoy. Incluso antes de copiar el texto bíblico hay algunas enseñanzas preliminares que podemos obtener, como las siguientes:

1. No tomes nunca par costumbre saltarte las secciones más «aburridas» de la Biblia. Quizá no estemos preparados para cosechar algún pequeño grano de la verdad en alguna etapa en concrete de nuestra experiencia espiritual. Sin embargo, nos aguardan tesoros ocultos si con perseverancia nos disponemos a cavar hasta el fondo del texto. No cavar supone renunciar a descubrir esos tesoros para nuestra vida espiritual.

2. No siempre tenemos que «sacar» alga de la Biblia. En ocasiones los detalles simplemente aportan el contexto o preparan el escenario para otro relato. Como sucede con nuestras relaciones personales, no siempre «obtenemos» algo concrete de ellas.

3. Influenciados por una cultura centrada en el ego, a veces somos incapaces de darnos cuenta de que no se trata de ver cómo encaja Dios en nuestros intereses personales, sino de cómo nos integramos nosotros a su plan de salvación para la humanidad. Algunas partes de la Biblia presentan nombres y detalles en apariencia «sin sentido», sin embargo, Dios permitió que fueran registrados en su Palabra inspirada; por algo será, ¿no crees?

4. Aunque no hay nada especial acerca de cada ladrillo individual, una asombrosa estructura surge cuando se termina de colocarlos para formar una muralla. Leamos este capítulo con la paciencia y la diligencia de Nehemías.

  • Copia de tu versión preferida de la Biblia el capítulo 3 de Nehemías.
  • Para abreviar puedes copiar únicamente los versículos 1-5.
  • O si lo prefieres, puedes parafrasear el pasaje bíblico utilizando tus propias palabras, resumirlo o hacer un bosquejo.

Escribelo

19/10/2019

Organizados para la acción

20/10/2019

Los primeros, los buenos y los malos

21/10/2019

Todos unidos

22/10/2019

investiga

23/10/2019

Un Dios de orden

24/10/2019

La clave del éxito

25/10/2019

inQuiere