Prudencia y previsión

imPlícate

«Ala vez que imploraba la ayuda de Dios, Nehemías no se quedó de brazos cruzados, pensando que no tenía más responsabilidad en el cumplimiento de su propósito de restaurar Jerusalén. Con admirable prudencia y previsión, tomó todas las providencias necesarias para asegurar el éxito de la empresa. Cada movimiento suyo se caracterizaba por una gran cautela. No reveló su propósito ni siquiera a sus compatriotas. Aunque sabía que muchos se alegrarían de su éxito, temía que algunos pudieran ser indiscretos y provocaran los celos de sus enemigos y tal vez con ello el fracaso de su intento. […]

»La reflexión cuidadosa y la elaboración de planes bien meditados son tan esenciales hoy para el éxito de las empresas sagradas como lo eran en el tiempo de Nehemías. Si todos los que están comprometidos en el servicio a Dios se dieran cuenta de cuánto depende de su fidelidad y de su sabia previsión, sus esfuerzos darían como resultado un progreso mucho mayor. […]

»Los cristianos de oración han de ser gente de acción. Los que están listos y dispuestos, encontrarán formas y medios para actuar. Nehemías no dependía de lo incierto. Los medios que a él le faltaban los solicitaba a quienes podían concederlos.

»Aquellos que objetan que no es apropiado recibir donaciones de los no creyentes, pregúntense: “¿Quién es el verdadero dueño de nuestro mundo? ¿A quién pertenecen sus casas y terrenos y sus tesoros de oro y plata?”. Dios tiene abundancia en nuestro mundo, y él ha colocado sus bienes en las manos de todos, tanto de los obedientes como de los desobedientes. Está listo para conmover el corazón de los mundanos, y aun de los idólatras, para que den de su abundancia para el sostén de su obra; y el Señor hará esto tan pronto como sus hijos aprendan a acercarse a esos personajes de modo inteligente y a llamar su atención de que poder dar es un privilegio que ellos tienen».-ELENA G. DE WHITE, «Lessons from the Life of Nehemiah», The Southern Watchman, 15 de marzo de 1904.

Después de haber analizado el pasaje de esta semana y de haber repasado el versículo destacado que has aprendido de memoria:

¿Qué aplicaciones personales te sientes motivado a realizar en tu vida?

¿Qué aplicaciones prácticas consideras que deberías implementar en tu escuela, tu lugar de trabajo, tu familia o tu iglesia?

¿Cómo aplicarías a tu vida el versículo que has memorizado?

05/10/2019

En su presencia. Visión y planes.

06/10/2019

El don del tacto

07/10/2019

«¿Qué puedo hacer por ti?»

08/10/2019

investiga

09/10/2019

Más alto y más claro

10/10/2019

Prudencia y previsión

11/10/2019

inQuiere