Cuando llegan las pérdidas

«Aún más, a nada le concedo valor si lo comparo con el bien supremo de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por causa de Cristo lo he perdido todo, y todo lo considero basura a cambio de ganarlo a él». Filipenses 3: 8

Hay diferentes tipos de pérdida: de un ser querido, de la confianza … Las flores que se marchitan simbolizan la pérdida, ya que tras llegar a su punto más bello, la flor se muere. Es inevitable, así como la pérdida es inevitable en nuestras vidas.

El amor triunfa sobre todo lo demás

Introducción: Job 1; 2; Salmo 27: 13-14

No se nos promete una vida libre de pruebas y tribulaciones; lo que sí se nos pide es que reclamemos las promesas de la Palabra de Dios. Se nos promete que Dios caminará a nuestro lado en los momentos de necesidad. Los problemas y tribulaciones a menudo surgen para probar nuestra fe y nuestra confianza en Dios; problemas como la enfermedad o las dificultades económicas. Durante esos momentos podemos experimentar dolores profundos, que se harán insoportables si intentamos enfrentarlos por nosotros mismos; también podemos llegar a hacemos muchas preguntas sobre Dios, como les pasó a Job y sus amigos.

Todos hemos perdido seres queridos, empleos, posesiones materiales o amistades.

La historia de Job nos revela el poder y la divinidad de Cristo, al tiempo que ilustra las asechanzas del diablo. Satanás manejó el clima, suscitó una enfermedad (Job 1: 16-19; 2: 7) e incluso influyó en los amigos para que Job maldijera a Dios. Así como lo hizo con Job, el diablo pasa días, noches e incluso años tratando de hacernos maldecir a Dios en nuestros momentos de dolor y angustia. ¿Puedes ver la relación del caso de Job con tu vida?

¿Qué hay de David, un hombre según el corazón de Dios? A lo largo del libro de Salmos, David reconoce sus pruebas, enemigos, dolores y luchas. Sin embargo, concluye sus salmos declarando su fidelidad a Dios y permitiendo que su vida sea un testimonio vivo del amor de Dios por la humanidad.

Todos hemos perdido seres queridos, empleos, posesiones materiales, amistades … Pero te animo a tener una actitud positiva para ver la mano de Dios en todo lo que ocurre en tu vida. Aunque lleguemos a perderlo todo, servimos a un Dios poderoso que es capaz de restauramos para su gloria cada vez que fallemos o nos sintamos impotentes. Esta semana, estudiaremos cómo el amor de Dios trasciende el dolor que experimentamos tras las pérdidas. Él tiene un plan que se manifiesta cuando le brindamos nuestra más profunda adoración, cuando le damos las gracias aun en medio de las pruebas, y confiamos en él cuando nos sentimos tentados a perder la esperanza.

25/05/2019

Cuando llegan las pérdidas

26/05/2019

Esperanza ante las pérdidas

27/05/2019

Una receta para el dolor

28/05/2019

Lo más importante

29/05/2019

La vida después de una pérdida

30/05/2019

La pérdida de la libertad

31/05/2019

Enfrentamientos