Para Estudiar Y Meditar

Lee “Los misterios de la Biblia”, en Mensajes selectos, t. 3, pp. 405-407.

La identidad de los 144.000 es un tema candente. Lo que parece evidente en Apocalipsis es que los 144.000 son la última generación del pueblo de Dios en los últimos días de la historia de esta Tierra. Sabemos que experimentarán el tiempo de angustia y que serán protegidos de las siete últimas plagas (ver Sal. 91:7-16; Apoc. 7:15-17), y que su lealtad será probada como con ninguna otra generación en el pasado.

No se nos revela exactamente quiénes estarán en ese grupo. Su identidad es uno de los secretos que Dios se reserva (Deut. 29:29). Solo el futuro revelará quiénes formarán parte de este grupo de santos salvados. Se nos ha dado una advertencia con respecto a este misterio:

“Cristo dice que habrá en la iglesia quienes presentarán fábulas y suposiciones, cuando Dios ha dado sublimes, elevadoras y ennoblecedoras verdades que siempre deberían ser preservadas en la cámara del tesoro de la mente. Cuando los hombres toman esta teoría y aquella otra, cuando están curiosos por saber algo que no es necesario que sepan, Dios no los está guiando. No es su plan que los suyos presenten algo que tengan que suponer, que no está enseñado en la Palabra. No es su voluntad que entren en controversias por cuestiones que no los ayudarán espiritualmente, tales como: ¿Quiénes han de componer los 144.000? Fuera de duda, esto lo sabrán dentro de poco los que sean elegidos de Dios” (MS 1:205).

Preguntas para dialogar

1. Piensa en la siguiente admonición: “Esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para estar entre los 144.000” (“Comentarios de Elena G. de White”, _CBA_ 7:981). ¿Cómo puedes poner en práctica estas palabras? ¿Cómo afecta este esfuerzo tus decisiones diarias?

2. Una característica importante de los 144.000 santos del tiempo del fin es que entonan un canto nuevo. Es un canto que nadie puede entonar salvo los 144.000 porque es el canto de su experiencia; una experiencia que ningún otro grupo de la historia ha tenido (Apoc. 14:3, 4; 15:2, 3). Piensa en tu propia vida. Tu experiencia espiritual actual ¿expresa una canción de una experiencia reciente con Dios? ¿O tu vida refleja historias obsoletas de las obras de Dios, por carecer de evidencias de compromiso actual en tu vida? ¿Qué cambios puedes hacer ahora mismo que te ayudarán a reconsagrar tu vida a él?

3. ¿Cuál es la diferencia entre conocer acerca de Cristo y conocerlo verdaderamente? Si alguien te preguntara: “¿Cómo es Cristo?”, ¿qué responderías y por qué?


Comentarios Elena G.W

El discurso maestro de Jesucristo, “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia”, pp. 28-30.

Mensajes selectos, t. 3, “La impecabilidad y la salvación”, pp. 403-407.

02/02/2019

El Pueblo De Dios Es Sellado

03/02/2019

Contención De Los Vientos

04/02/2019

El Pueblo De Dios Es Sellado.

05/02/2019

La Gran Multitud

06/02/2019

Los Que Siguen Al Cordero

07/02/2019

Redimidos Para Dios Y Para El Cordero

08/02/2019

Para Estudiar Y Meditar