Siguiendo las huellas de Pablo

Cómo actuar: Hechos 21:10-14

Mientras Pablo estuvo en Éfeso dedico su vida a llevar el evangelio a cada hogar y a cada persona. Eso no era fácil hacerlo en una ciudad pagana e idolatra. En muchos casos, tuvo que luchar con una fuerte oposición de ciudadanos que creían en sus propias formas de vida. Con el mensaje de Pablo avanzando a través de la nación, temieron que sus rentables negocios pudieran tener un repentino final.

El Templo de Diana, en el antiguo Éfeso, es considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo. Los peregrinos religiosos eran una fuente de ingresos para mucha gente, y nadie cuestionaría la utilidad de los dioses y diosas fabricados por manos humanas. Cuando Pablo llegó a aquel lugar con el mensaje del cristianismo, recibió una oposición radical de la mayor parte de los efesios, que deseaban proteger sus fuentes de ingresos. Sin embargo, Pablo logró interactuar con una audiencia difícil. Se humillo ante el Señor y en muchos de sus discursos hizo referencia a su vida pasada. Había aplaudido cuando un gentío apedreó a Esteban, el primer mártir cristiano (Hech. 8: 1), y había dirigido bandas que perseguían a los cristianos (Hech. 8: 3). Pero Cristo había intervenido en su vida (Hech. 9: 1-19) y ahora cada célula de su cuerpo estaba trabajando en favor de la difusión del evangelio.

Tras su conversión, no existió ninguna barrera entre Pablo y Jesucristo. Su misión en Éfeso llevo al establecimiento de iglesias cristianas entre los gentiles. Pablo es un ejemplo para nosotros, que luchamos por llevar adelante la predicación del evangelio en esta época. ¿Cómo podemos seguir sus pasos? Los siguientes aspectos de la vida de Pablo pueden ayudarnos en nuestros esfuerzos misioneros.

No te alejes de los creyentes. Durante sus misiones de evangelización, Pablo descubrió que era fácil moverse a través de varios territorios gracias a una red de creyentes (Hech. 18: 18; 17: 10; 19: 9). Debemos permanecer en contacto con los creyentes en Cristo, porque a través de ellos podemos establecer más iglesias.

Olvídate de las distracciones. Los territorios que Pablo conquistó con el evangelio estaban llenos de comercios, instituciones educativas, centros de belleza así como de todo tipo de cosas atractivas para el ojo humano. Pablo permaneció en Éfeso durante dos años, pero con un objetivo: «De modo que todos los que viven en la provincia de Asia, los judíos como los que no lo eran, oyeron el mensaje del Señor» (Hech. 19: 10).

Depende de Dios por completo. Pablo dependió de Dios, incluso en medio de numerosas pruebas y dificultades, y el Señor se le reveló en visiones (Hech. 18: 9). Nuestro Dios jamás duerme y siempre guiará y protegerá a todos los que le son leales.

PARA COMENTAR

1. ¿Qué otras características personales de Pablo puedes mencionar que le permitieron alcanzar los objetivos de su misión?

2. ¿Cómo podemos reforzar nuestros vínculos con otros creyentes?

Gerald Otieno, Karungu Bay, Kenya

01/09/2018

El tercer viaje misionero

02/09/2018

Enseñanzas de los viajes misioneros de Pablo

03/09/2018

El significado de una gira misionera

04/09/2018

Alcanzar los objetivos

05/09/2018

Siguiendo las huellas de Pablo

06/09/2018

Mis objetivos misioneros

07/09/2018

Una travesía de más de dos mil kilómetros