Engaños Del Tiempo Del Fin

“Así fue expulsado el gran dragón, aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña al mundo entero. Junto con sus ángeles, fue arrojado a la tierra” (Apocalipsis 12:9).

Miriñaques normalizados

Introducción > Génesis 3:1-6

¿De qué manera una idea o una práctica se vuelven “normales”? Esta es una pregunta que ha fascinado infinitamente a los historiadores. Piensa, por ejemplo, en una convención de la moda del siglo XIX: los miriñaques. En la segunda mitad de aquel siglo, el miriñaque fue una característica normalizada de la vestimenta americana. Cuando fue introducido como un reemplazo para la crinolina, prenda de ropa interior mucho más pesada, cara y difícil de limpiar, las mujeres rápidamente lo adoptaron como una forma ingeniosa y cómoda de mantener la figura femenina ideal. Su influencia fue fuerte. En el contexto de la época, parecía tener mucho sentido. Pero hoy, a muchos nos parecería injustificable coser aros de acero en nuestra vestimenta. Si fuera posible viajar en el tiempo, no pocas mujeres con miriñaque se asombrarían por la forma en que se viste la humanidad del siglo XXI.

Así como algunas ideas y prácticas a lo largo de la historia, el engaño aparece disfrazado de lo que parece ‘normal”, deseable, cómodo, razonable, divertido, emocionante o vital. El engaño nunca se autodenomina “engaño”; si lo hiciera, dejaría de ser un engaño.

En el Jardín del Edén, Satanás se disfrazó como una hermosa serpiente, con la intención de convencer a Eva de que comiera del fruto. La Biblia la describe como muy astuta (Génesis 3:1). Mediante el engaño, Eva comió el fruto. Pero este engaño se presentó de una forma tal que parecía razonable y atractivo. A sus ojos, parecía que el “árbol era bueno para comer, y que tenía buen aspecto y era deseable para adquirir sabiduría” (Génesis 3:6).

Satanás se dedica al engaño: desde su caída hasta el final de los tiempos, obra para convencernos o adormecernos, y para que aceptemos ideas y prácticas que están en contra de los principios del Reino de Dios.

La sociedad, las modas, la cultura y la política nunca pueden salvaguardarnos del engaño: y muchas veces, en realidad, normalizan el pecado y nos desensibilizan hacia él. Solo la Biblia puede ayudarnos a reconocer el error, y llevarnos a un sistema de verdad amante, vital y hermoso: su “normalidad”, que va tan en contra de lo “normal” del mundo.

¿Quieres pedir a Dios que te ayude a comprometerte a vivir hoy por su Palabra?

Michel Lee, Austin. Texas. EE. UU.

26/05/2018

Engaños Del Tiempo Del Fin

27/05/2018

La Palabra Se Hizo Carne

28/05/2018

Ese Tiempo Llegará En Breve

29/05/2018

Prodigios Falsos

30/05/2018

Engañado

31/05/2018

¿Seré Engañado?

01/06/2018

El Engaño, Vencido