El ”Cambio” De La Ley

“Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo” (Daniel 7:25, RVR).

Héroes, capas y la ley

Introducción > Juan 15:7

Es difícil escribir contenidos nuevos, frescos y creativos sobre la Ley de Dios. ¿Qué puedo decir, que no se haya dicho mil veces antes? Al observar el mundo que me rodea, veo a muchos que anhelan un héroe, una esperanza. Incluso dentro de mi propia iglesia, parece que a las personas les vendría bien un poco de esperanza de tanto en tanto. Cuando me imagino un héroe, generalmente es un hombre o una mujer esbeltos, hermosos, en un atuendo que los hace sobresalir de entre los demás. Generalmente, tienen algún tipo de símbolo que significa algo para el resto del mundo, que simboliza la esperanza que traen. Algunos de estos héroes hasta tienen todo un fandom (grupo de aficionados) dedicado a ellos.

A veces me pregunto si la Ley podría llegar a constituir alguna vez un símbolo de esperanza para nosotros, como la S en el pecho de ya sabes quién. Es cierto que la Ley no es una “heroína” en sí misma; lo que sí he visto son personas que pretenden que es una villana. Pero ¿y si pudiera ser un faro de esperanza? Aun así, comparar la Ley con un héroe imaginario y su industria sería una enorme devaluación de su santidad.

Entonces, ¿cómo podemos encontrar esperanza dentro de la Ley? No podemos. La Ley, sencillamente, es una flecha que señala al carácter de nuestro verdadero Héroe: Jesús. Él es el único que puede darnos esperanza. Pero, por extraño que parezca, hay una parte de la Ley, de esa flecha, que este mundo oscuro y torcido quiere cambiar. Es la parte de la flecha que apunta en la dirección correcta; la punta de flecha, por así decirlo. Es la parte de la Ley que destaca los Diez Mandamientos por sobre todos los demás códigos morales que existen. Es la parte de la Ley que nos ordena descansar. En este mundo ocupado y complicado, el sábado es como un refugio para nosotros. Esta pequeña pieza vital de la flecha que el mundo ataca es la pieza que nos dice a ti y a mí que descansemos en Jesús.

No, el sábado no es exactamente glamoroso ni moderno, pero esta semana, al ex¬plorar juntos esta flecha y su punta, veremos que nos señala la dirección hacia nuestra Esperanza y la Luz, en estos pocos y oscuros últimos días.

Casey Vaughn, Lapeer, Michigan, EE. UU.

05/05/2018

El ”Cambio” De La Ley

06/05/2018

¿Qué Sucedió?

07/05/2018

El Mundo Está En Juego

08/05/2018

El Gran Error Bíblico De Los Adventistas

09/05/2018

¿Día De Reposo Equivale A Sábado?

10/05/2018

El “Cambio” De La Ley

11/05/2018

Acuérdate