Cómo Vencer el Pecado

Lee para el estudio de esta semana

Romanos 6; 1 Juan 1:8-2:1.

Para memorizar

“El pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia” (Rom. 6:14).

Si las obras no pueden salvarnos, ¿por qué preocuparse por ellas? ¿Por qué no seguir pecando?

El capítulo 6 es la respuesta de Pablo. Pablo aquí se ocupa de lo que comúnmente se entiende como “santificación”, el proceso por el que vencemos el pecado y reflejamos cada vez más el carácter de Cristo. La palabra santificación aparece solo dos veces en Romanos. La encontramos en el capítulo 6, en el versículo 19 y en el 22, como la palabra griega hagiasmos, que significa “santificación”. En la Nueva Versión Internacional, aparece en estos dos versículos como “santidad”.

En la Biblia, “santificar” significa “dedicar”, generalmente a Dios. Por lo tanto, a menudo, ser santificado se presenta como un acto pasado culminado. Por ejemplo, “con todos los santificados” (Hech. 20:32). Los santificados, en esta definición, son los que están dedicados a Dios.

Sin embargo, este uso bíblico de “santificar” de ninguna manera niega la importante doctrina de la santificación, o el hecho de que la santificación es la obra de toda una vida. La Biblia apoya firmemente esta doctrina.

Esta semana veremos otro aspecto de la salvación por la fe, que fácilmente puede malinterpretarse: las promesas de victoria sobre el pecado en la vida de alguien que es salvado por Jesús.

11/11/2017

Cómo Vencer el Pecado

12/11/2017

Cuando El Pecado Abundo

13/11/2017

Cuando El Pecado Reina

14/11/2017

No Bajo La Ley Sino Bajo La Gracia

15/11/2017

¿Pecado u Obediencia?

16/11/2017

Libres de Pecado

17/11/2017

Para Estudiar y Meditar